Noticias

Published on septiembre 5th, 2018 | by editor

0

Declaración pública APROJUNJI sobre Mensaje Presidencial por Sala Cuna Universal

DECLARACIÓN PÚBLICA

 

La Asociación de Administrativos,  Auxiliares, Técnicos, Profesionales de la Junta Nacional de Jardines Infantiles, APROJUNJI, que suscribe esta declaración, desea comunicar  su disconformidad y rechazo del Proyecto de Ley Mensaje N° 12.026, que dice relación con la creación del Beneficio Social de Educación Parvularia en Nivel de Sala Cuna a través de Fondo Solidario, destinado a trabajadoras y trabajadores, dependientes o independientes, a través de un financiamiento solidario, compartido entre el Estado, empresas y trabajadoras/es.

En un contexto histórico,  en proceso de tránsito a una reforma de educación parvularia  que tiene como fin,  elevar los estándares en  calidad integral e inclusiva de la enseñanza,  con una  reciente promulgación de las  Bases Curriculares, con un elaborado Marco de la Buena Enseñanza para el nivel, el que esperamos pueda ser aprobado prontamente, con  un proceso de Reconocimiento Oficial  y con un pendiente proceso de  Desarrollo Profesional Docente,  aparece esta iniciativa de  proyecto que  desestabiliza el avance sostenido que se ha implementado a través de las políticas públicas  para la educación parvularia.  Pensando en los niños y niñas, vemos que es una seria amenaza a los derechos de la niñez, toda vez que se establecen criterios de orden numérico,  economicista, que reafirman el modelo de mercado imperante.

¿Quién asegura calidad en la educación y sustentabilidad de los procesos educativos en el mediano y largo plazo, si no existe especificación desde el punto de vista educativo? Además, si  sus madres y padres no cuentan con  contratos estables,  ¿de qué modo se asegura contención sostenida, apoyo y mediación  permanente a niños y niñas? ¿De qué modo las familias pueden proyectar su desarrollo y estabilidad con contratos laborales que vulneran la estabilidad mínima que ellas requieren para planificar su crecimiento?

El proyecto no hace referencia al tipo de educación que se debe proveer, se puede desprender que puede ser de “cuidados” tipo “guarderías” o jardines infantiles sin la normativa actual vigente  en relación a infraestructura, proyecto educativo, alimentación equilibrada, material de la enseñanza y personal idóneo  ¿Qué nos queda pensar para procesos de preparación y ejecución de la enseñanza?  ¿Comunidades  profesionales de aprendizaje, liderazgo transformacional, que promueva la  reflexión, la observación,  análisis de la práctica y evaluación?  ¿Quién asumirá este rol mediador, garante de derechos,  promotor de múltiples inteligencias, con  enfoque en equidad de género, educación  inclusiva, educación intercultural, para la formación de niños y niñas de modo   integral y ciudadanos del mundo?

De la manera en que está presentado el proyecto se deduce que los niños y niñas  entran al mercado de la educación desde la cuna, pues con la subvención que se asignaría ($245.000) no alcanzarían a cancelar la  sala cuna privada de   $301.298 pesos promedio a nivel nacional, (datos Educación 2020), por la atención de los lactantes. Ese diferencial debería ser compensado por las familias, lo que deja de inmediato una rebaja a sus sueldos de 56.298. Para familias que cuentan con un sueldo mínimo de $301.000 (a partir del año entrante) se trata de una merma sustantiva que reduce el sueldo mínimo a $244.702, generando copago y segregación. Se consagra con ello que quienes tienen más pueden tener y contar con mejores ofertas de sala cuna. Mujeres y hombres necesitan, sin discriminación, que se les brinde estabilidad, no solo con un empleo digno y decente, sino en  condiciones de seguridad y bienestar para la atención de sus hijas e hijos.

De acuerdo a lo que señala el proyecto, el financiamiento solidario contempla a tres estamentos, a saber,  la empresa,  que hará  un aporte sustancialmente menor al que está obligado actualmente por el Código del trabajo, artículo 203, que es el pago total de la sala cuna; las/os  trabajadoras/res con un aporte de sus propias cotizaciones,  además de una cuota de copago y, finalmente, el Estado, el que trasladará los recursos de derecho social de subsidio de cesantía para este fondo social y común, no asumiendo integralmente la gratuidad y por ende, la responsabilidad social que le compete. De esta manera, esta ley promueve un ahorro significativo a la empresa privada, ya que institucionaliza el lucro al incentivar la creación de sociedades anónimas para administrar los fondos del Estado, generando un símil a la modalidad de las AFP, junto a la proliferación de empresas que venden servicios  de sala cuna (ya cuestionadas muchas en su calidad).

Apelamos a las instituciones que trabajan con y para la infancia, como a la ciudadanía, a que puedan  manifestarse y rechazar este proyecto; del mismo modo, llamamos a los parlamentarios y comisiones respectivas a tomar conciencia de que este proyecto requiere reformularse en aspectos que garanticen que la educación  parvularia sea, efectivamente, un bien de calidad, gratuito, inclusivo y que responda a directrices de políticas públicas que promuevan el desarrollo integral de los niños y niñas.

Quienes suscribimos esta declaración lo hacemos en cumplimiento de nuestro mandato gremial, como deber ético y social de defender la educación parvularia pública, gratuita y de calidad para la infancia.

Invitamos a que se adhieran a esta declaración, a   quienes han trabajado y trabajan para la educación y a todas y todos los que creen que la infancia es la etapa crítica donde se establecen las bases para el desarrollo, la democracia y la creatividad, teniendo como horizonte  la esperanza de seres humanos íntegros.

                                     DIRECTORIO NACIONAL  APROJUNJI

 

Enlace de descarga de la Declaración Pública

Tags: , , ,


About the Author



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑