Noticias

Published on octubre 25th, 2019 | by editor

0

Declaración Pública frente al Estado de Excepción y la Violencia Estatal en Chile

Para descargar comunicado en pdf:

Como Red Nacional e Internacional de Académicos e Investigadores en Biopolítica, Ciencias Sociales y Humanidades, manifestamos nuestro profundo rechazo al modo en que el actual Gobierno de Chile ha respondido al malestar social y las protestas que comenzaron el día lunes 14 de octubre de 2019. El Gobierno ha decidido declarar el estado de excepción y el envío de militares a las calles, aduciendo como motivo, la situación de caos en que se encuentran los principales centros urbanos del país. Sin embargo, el accionar policial y de los militares, se ha dirigido selectivamente a criminalizar y reprimir la protesta social, confundiendo y desinformando a la opinión pública a través de los medios oficiales de comunicación. Teniendo a la vista estos hechos, el actual Gobierno de Chile no ha hecho más que aplicar una estrategia securitaria que exhorta a la población a legitimar y solicitar el estado de excepción, de manera tal de sofocar las legítimas demandas de una sociedad que está diciendo basta al abuso y la legitimación sistemática de la desigualdad, llevándolos a privilegiar, en cambio, los problemas de seguridad personales y comunitarios.


Las protestas comenzaron por las acciones de resistencia de los estudiantes secundarios frente a un alza en el precio del transporte público. Progresivamente, se han sumado otros actores y actrices, visibilizando transversalmente un conjunto de exigencias que ponen en el centro de las protestas, el costo de la vida y el conjunto de las políticas neoliberales que han fracasado en garantizar derechos sociales básicos a la población, como salud, educación, vivienda y pensiones. En este sentido, entendemos que el actual estado de movilización y conflicto social en Chile, obedece a aspectos sociales, culturales, políticos, jurídicos y económicos, que configuran un régimen de abusos, corrupción e injusticias, perpetuado por más de 46 años, desde la última dictadura militar y consolidado durante los gobiernos de la Concertación.


El Gobierno de Chile, en cambio, se ha focalizado en reprimir la protesta y ha sido incapaz de dar solución a todos estos problemas, cuestión que hoy se expresa como enfrentamiento y conflicto, y que ya suma un centenar de personas muertas y heridas. Lo que comenzó como una reivindicación puntual y específica, en pocos días se ha revelado como un síntoma del estado de injusticias y abusos de un modelo de desarrollo que no consigue resolver los profundos problemas de desigualdad y exclusión por los que atraviesa la sociedad chilena.


Frente a esta inquietante e inaceptable situación, exigimos de forma inmediata:

  1. Cese del estado de excepción y el toque de queda, que nos ha devuelto a una dictadura cívico-militar, poniendo en serio riesgo nuestra precaria democracia. Se requiere el retiro inmediato de los militares de las calles. Nos parece inquietante que, pese a la experiencia de graves violaciones a los derechos humanos cometidos en dictadura, hoy se reediten experiencias institucionales similares, que no ofrecen las garantías mínimas de respeto, debido proceso y trato justo a las y los ciudadanos de Chile. A medida que avanzan los días, la represión se recrudece y hoy contamos con militares en cuyos procedimientos se presentan encapuchados, policía de civil y armada, sin identificación, deteniendo a personas en automóviles no institucionales, así como violencia completamente desproporcionada frente a una ciudadanía que protesta con consignas y pancartas.
  2. Proponemos a todas las fuerzas sociales, políticas e institucionales del país, avanzar hacia un proceso de destitución del presidente de la república, Sebastián Piñera, junto a todo su gabinete, frente a su incapacidad de resolver el conflicto, y proponer soluciones efectivas que contribuyan, decididamente, a mejorar las condiciones de vida de todas y todos los ciudadanos de Chile. Su completa ausencia de criterio, está conduciendo al país a una situación de conflicto inmanejable.
  3. Creación de una Comisión Independiente que investigue las violaciones a los derechos fundamentales ocurridos durante el estado de excepción. A la fecha, ya contamos con personas desaparecidas y múltiples denuncias de tortura y malos tratos por parte de la policía y el ejército.
  4. Avanzar hacia la constitución de un “nuevo acuerdo social” que no puede ser sino una Asamblea Constituyente, donde sea la voluntad popular la que decida los destinos del país. La actual Constitución Política de la República, es un instrumento ilegítimo, creado en dictadura, que hoy fundamenta la desigualdad, el estado de excepción y la represión hacia quienes se atreven a defender sus derechos entregados al mercado y convertidos en capacidad de consumo.
  5. Es necesario fortalecer todas las organizaciones sociales y de la sociedad civil, así como todas las formas de articulación del mundo académico, artístico e intelectual, con las luchas que hoy se erigen en nombre del costo de la vida y la democracia. Sólo la organización efectiva y la acción sistemática, permitirá poner fin al estado de excepción, la violencia estatal y proyectar las demandas de la ciudadanía hacia horizontes que garanticen sus derechos.
  6. Finalmente, hacemos un llamado enérgico a la ciudadanía, y sus órganos culturales y políticos, a asumir una postura de alerta vigilante frente los destinos del estado de excepción permanente en el país. En este sentido, nuestro llamado es a defender la democracia social y política ante la amenaza evidente de una asonada autoritaria en el país.

24 de octubre de 2019, Chile

Tags: , ,


About the Author



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑